después de un verano caluroso, las ganas de ir a la montaña se apoderan de un servidor