Los domingos no solo hay carreras…

Este domingo pasado,unos cuantos del club salimos a hacer uno de los largos que forman parte del entrenamiento maratoniano. Nuestro amigo Muñeco, esquivando la avalancha de admiradoras que saltaban a su encuentro, nos llevó por los maravillosos caminos del Saler, continuando por carreteras y caminos hasta el Palmar y acabando en el Perellonet.

Pese a que alguno (ejem, ejem…) dudó de su capacidad de orientación, nuestro Muñeco, cumplió con su palabra y llegamos perfectamente y en los tiempos previstos.

Por un domingo, dejamos de lado nuestros queridos bosques , para fiarnos de nuestro compañero que nos hizo descubrir (por lo menos a mi), un nuevo camino, muy variado, con sus tramos de carretera, de huerta en la albufera, sus olores a pescado y arroces en el palmar, avituallamiento de agua en las diversas fuentes a lo largo del camino, el pueblecillo de pescadores y la placita blanca de la fuente con sus guirnaldas de banderitas de colores, la vuelta ya por caminos conocidos del Saler…

Para mi, fué un placer, y lo mejor, la compañía de todos, las risas y las charlas que nos pegamos.

Gracias Muñeco! Como te prometí, aquí tienes tu artÍculo…

Alicia

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.