MiM 2013

Este pasado fin de semana se ha celebrado la XV edición de la Marató i Mitja y en esta ocasión acudimos a la cita Pau (debutante en la distancia), Vicente (con el objetivo de mejorar su tiempo del año pasado) y yo (que quería demostrarme que podía hacerlo con mis huaraches caseras hechas por mí hace unos meses).
A punto de salir: ¡nervios!
Comenzamos la aventura desde el fondo de un pelotón de casi 2000 corredores (entre la MiM y la CSP115). En los primeros kms, tenemos el honor de cruzarnos con dos de nuestros ídolos: el increible Super Paco (que acabaría la CSP de 118km en 27h16′ ¡a sus 75 años!) y de Nano Piesnegros (que acabó la MiM completamente descalzo en 13h20′). Nosotros avanzamos a un ritmo muy tranquilo durante toda la ascensión a La Pedra. Todo va sobre ruedas y seguimos tras recargar los bidones, pero la bajada (km17) se hace muy larga y pedregosa.Me duele mucho la planta de los pies. Me planteo bajar el ritmo e incluso parar pero Vicente insiste en seguir. Me pongo el mp3 para desconectar del dolor y avanzamos hasta la siguiente subida donde me recupero un poco. Cuando llegamos a La Bassa recordamos lo mal que estábamos a estas alturas el año pasado. Hacemos recuento y vamos muy bien. De momento estamos enteros. Mis dolores van remitiendo. Se que mi punto debil son las bajadas: mucha piedra y poco tiempo de reacción así que me concentro en hacer la bajada hasta el Barranco de la Viuda de la manera más eficaz posible. Esta vez lo hago bien: salgo ileso y entero. Proxima estación: Les Useres.
SuperPaco. Acabando ultras en camisa a los 75 años.
Nano Piesnegros en Xodos. Completó la MiM completamente descalzo.
Sin darnos cuenta llegamos al avituallamiento más grande de la carrera: Bocadillos, bebida, speaker y demás. Pero pasamos de largo. Cargamos víveres y seguimos decididos a afrontar la subida a la Serra de la Creu. El año pasado se nos atragantó, pero esta vez la cojemos con calma y poco a poco. Aviso a Pau que de menos a más, se va dando cuenta de que es posible conseguir el reto. Es cuestión de ir etapa a etapa. Bajando hacia Sant Miquel soy yo el que se da cuenta de que ya no quedan grandes bajadas y que estoy entero, ¡lo tenemos a huevo! 
Avanzamos quemando etapas y kilómetros: Sant Miquel, Lloma Bernat, Xodos, y a por el Marinet. La ultima gran subida. Nos ha caido una lluvia tremenda, que ha dejado todo el suelo embarrado. Vicente ha pasado una pájara y la ha superado. Ahora va cansado y flojo, pero con decisión. A mi me duelen hasta las pestañas, pero estoy viviendo un sueño y estoy con el subidón. Mi hermano va como un tiro. Se adelanta y nos espera. Se vuelve a adelantar y nos vuelve a esperar. ¡Podría haber hecho un tiempazo!
A lo lejos aparece el avituallamiento de la Banyadera. De aquí a meta quedan sólo 3,2kms y no paramos. Acabamos el agua, tiro las botellas y por esa meta. Miramos el crono. Aún es posible mejorar mi tiempo del año pasado y ¡voy en sandalias! Vicente saca fuerzas de donde no las hay. Yo le achucho y me pongo delante. Mi hermano va lanzado y desaparece delante de nosotros. El terreno se vuelve impracticable. Me entra barro por todas partes y patino sobre mis huaraches. No puedo correr y me pongo nervioso. Al final no puedo evitar parar. Intento limpiarme con kleenex pero es imposible. Decido meter un buen matojo de hierba entre los pies y los huaraches. Vicente abre los ojos como platos, me levanto y salgo corriendo: ¡joder, funciona! Puedo volver a correr pero quedan 500m de carrera. Pau nos espera. Entramos en la zona de meta y en un salto de emoción rompo el huarache derecho. Me lo arranco de cuajo y me lo guardo. Doscientos metros más y es nuestro. Por fin pisamos la alfombra, cogidos de las manos en alto. 
Somos un equipo y hemos ganado como equipo: Pau ha conseguido entrar en el universo ULTRA haciendo toda una demostración de estrategia y fuerza. Vicente ha bajado más de 40 minuos su marca del año pasado. Yo he acabado la MiM con unas sandalias hechas con goma y cordón que me permiten sentir la tierra que piso, y sólo he perdido 5 minutos respecto al año pasado.

Nos abrazamos emocionados. El sueño se ha hecho realidad.


Entrada en meta tras 63Kms de trabajo en equipo.


Pau Maldonado (11h42’28”)
Vicente Suay (11h42’28”)
Jordi Maldonado (11h42’28”)

Share this post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.