¿Qué se le habrá perdido a nuestro amigo Garsando en Rotterdam? Desde luego, tenía prisa… un tiempo de 3:12:38 lo atestigua.

¡Qué grande!