Los domingos no solo hay carreras…

Este domingo pasado,unos cuantos del club salimos a hacer uno de los largos que forman parte del entrenamiento maratoniano. Nuestro amigo Muñeco, esquivando la avalancha de admiradoras que saltaban a su encuentro, nos llevó por los maravillosos caminos del Saler, continuando por carreteras y caminos hasta el Palmar y acabando en el Perellonet.

Pese a que alguno (ejem, ejem…) dudó de su capacidad de orientación, nuestro Muñeco, cumplió con su palabra y llegamos perfectamente y en los tiempos previstos.

Por un domingo, dejamos de lado nuestros queridos bosques , para fiarnos de nuestro compañero que nos hizo descubrir (por lo menos a mi), un nuevo camino, muy variado, con sus tramos de carretera, de huerta en la albufera, sus olores a pescado y arroces en el palmar, avituallamiento de agua en las diversas fuentes a lo largo del camino, el pueblecillo de pescadores y la placita blanca de la fuente con sus guirnaldas de banderitas de colores, la vuelta ya por caminos conocidos del Saler…

Para mi, fué un placer, y lo mejor, la compañía de todos, las risas y las charlas que nos pegamos.

Gracias Muñeco! Como te prometí, aquí tienes tu artÍculo…

Alicia

Share this post

Deja un comentario